martes, 27 de agosto de 2013

¿És un pájaro? ¿es un avión? No, es Superman

Si será que no he hecho cosas para poder comentar…
Empezaré por El hombre de acero, el nuevo Superman. Me ha gustado mucho, pero también tengo que decir que es imposible que una película en la que sale Rusell Crowe me desagrade. No soy muy fan de Superman, de hecho de DC Comics en general (excepto Batman). Sé que he visto las películas clásicas de este superhéroe  de Christopher Reeve pero no tengo demasiada conciencia, y la nueva de Superman Returns de Bryan Signer ni la vi. Pero me han dicho que es mala así que… Pues al lío con esta película.

El hombre de acero.



Como ya he dicho me ha gustado mucho la película (para ser de superhéroes). Es un reinicio de la franquicia como ya hicieron antes con Batman (de hecho el productor es Christopher Nolan). El actor que encarna a Clarck Kent, desconocido para mí, me ha gustado mucho y el inicio de Kripton y su destrucción me ha parecido muy interesante, se le ha dado más importancia que en anteriores ocasiones. Eso sí, si hay que buscar una pega es que considero que le sobran como que 20 minutos de acción aunque está muy bien realizada y los combates tienen una espectacularidad excelente. También creo que a los últimos minutos los diálogos pegaron un bajón muy importante hasta ser casi penosos, del estilo de “Aquí solo podemos quedar tú o yo”… buen intento…

Buena película para entretener. Y si queréis hacer como yo verla comiendo comida japonesa, que no tiene nada que ver pero estaba buenísimo  *fideooos* (buena alternativa a las palomitas XD)

No me gusta el hormiguero pero cuando recibí un watsapp urgente diciéndome que Rusell Crowe estaba promocionando a película me tuve que tragar mi orgullo y poner la tele. Gracias a eso vi como explicaba una anécdota muy bonita. Era algo así como que hacía muchos años había ido a un colegio a hacer una conferencia sobre el trabajo de ser actor y un niño en particular le hizo muchas preguntas porque quería dedicarse a eso de mayor. Él se interesó por ese niño e incluso le envió alguna que otra carta. Años después preparándose para el rodaje y durante los ensayos Superman le sonaba mucho y al final le preguntó si se conocían. Él le dijo que sí, pero no quería decírselo para tener una relación profesional desde 0, pero él era aquel niño y su sueño de rodar una película con su héroe estaba cumplido. Una historia muy bonita, o al menos a mí me lo parece.

Es que es súper guapo ^///^


Una película recomendable para todos porque en el fondo todos queremos ser héroes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada