lunes, 30 de junio de 2014

Los niños lobo



Cuando era poco más que una adolescente, Hana se enamoró de un Hombre Lobo. Puede parecer extraño, pero durante años fueron inmensamente felices, y tuvieron dos hijos: Yuki y Ame, que nacieron también con la capacidad de convertirse en lobos. Tras la repentina muerte de su compañero, Hana decide mudarse al campo para así criar a sus hijos en un entorno tranquilo, donde sus extraordinarias facultades no sean descubiertas. Sin embargo, al crecer, Yuki y Ame deberán decidir si quieren vivir como humanos o como lobos. Un hermoso cuento salido de la imaginación de Mamoru Hosoda, que ya nos maravilló con "La chica que saltaba a través del tiempo" y "Summer Wars". (FILMAFFINITY)

Esa es la sinopsis de Los niños lobo. Solo puedo decir que me ha encantado, absolutamente todo: la historia, la narración, la animación, estilo. También puedo decir que en algunos momentos hasta me he emocionado. Además tiene algo que me gusta mucho, os cuento. La historia está narrada por Yukie, la hermana mayor y nos explica a nosotros, los espectadores, todos los problemas que tuvo su madre para criarlos, desde cómo se enamoró de su padre y supieron superar sus diferencias hasta los problemas típicos de poder llevar a unos hijos que se convierten en lobos con otros niños o incluso al médico.

Hana sufre mucho ya que con dos niños pequeños tiene que sobreponerse a la pérdida de su apoyo, su amor. Por eso se va a vivir al campo para que los niños se descubran a si mismos y sepan dónde quieren enfocar sus vidas. Lo que comentaba que me gustó mucho es cómo el protagonismo de Hana va dejando paso al protagonismo de sus hijos, sus problemas, discusiones, metas y aspiraciones.

Es una obra maravillosa que muestra los sacrificios de una madre por sus hijos, el espíritu de superación y el aceptarse y comprenderse uno mismo. Una obra realmente imprescindible, gracias al señor quisquilloso por recomendármela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada